Depresión y tristeza, ¿son lo mismo?

La semana pasada tuvimos la lamentable información del suicidio de unos de los cocineros más admirados del mundo por sus particulares opiniones ante la comida y la cocina, sus viajes, sus entrevistas, apreciado por su estilo amable, desenfadado y una actitud que lo hacía ver relajado, siempre disfrutando de lo que hacía. El pasado 8 de junio Anthony Bourdain nos sorprendió con la noticia de que se había quitado la vida.

Semanas antes la diseñadora de moda Kate Spade había hecho lo mismo y, previamente, nos quedamos estupefactos por la muerte del DJ Avicii, por su juventud y por la forma como dicen que sucedió su muerte, él también se quitó la vida. Los tres sucesos hacen recordar casos de famosos como el actor Robin Williams, el diseñador Alexander McQueen o la escritora Virginia Wolf, entre muchos otros.

Leer más “Depresión y tristeza, ¿son lo mismo?”

Dónde estás corazón

Tengo una amiga que tiene tres riñones, sí, tres. Desconozco la razón de esa posesión tan curiosa e indecorosa, ¡con tanta gente necesitando que le donen tan solo un riñón y ella acaparándolos!. Resulta muy irónico que no pueda donar ninguno de los tres, su cuerpo no está hecho para ese acto de generosidad y, conociendo a mi amiga, ya hubiese donado no uno de ellos, sino dos. Así pasa.

Sé de alguien que no puede llorar, físicamente hablando, por un problema con sus lacrimales, por mucho que quiera tener ríos de lágrimas estas no salen, “pobre hombre, tan insensible”, dirían por ahí, mientras él llora sin que se le manifieste ese signo tan característico.

Leer más “Dónde estás corazón”

Un rato de libertad

Desde hace días me han pedido que vuelva a compartir mi primer experiencia de una de mis charlas en una prisión. Me permito compartirla por esta vía dado que fue una de las primeras actividades directamente relacionadas relacionadas con esto que hoy es nuestro Halo Frida, laboratorio creativo de emociones.

A finales de agosto de 2016 me propusieron impartir un taller de arte en una penitenciaria. De inmediato dije que sí, me pareció algo loable además de un reto. El taller no podría ser de fotografía a nivel práctico debido a la prohibición de ingresar cámaras al recinto, igualmente la cantidad de materiales disponibles para trabajar sería muy limitada, solo me permitirían llevar mi portátil con mi presentación, música e imágenes, así que decidí hacer la actividad más tipo charla que taller.

Leer más “Un rato de libertad”